Website

7 Pasos para un Sitio Web Exitoso

Más allá de ser solamente el lugar a donde tus clientes van para ver información de tus productos y servicios, tu sitio web es el eje central de la presencia digital de tu negocio. En el mercado altamente competitivo de hoy, no puedes darte el lujo de dejar que tu sitio web quede estancado – debe ser un componente vivo y en constante evolución de tu marca.

Piensa en tu sitio web como el corazón de tu negocio: los latidos de tus campañas de marketing digital son lo que impulsan a tus visitantes, leads y ultimadamente, dinero, a todas las otras áreas de tu compañía. Igual que el cuerpo humano, tu negocio no puede subsistir sin su corazón y el flujo sanguíneo que le provee.

Este mes tenemos en nuestra mente la gran importancia de los sitios web, así que enfocamos nuestro video en mostrar todas las formas de construir y mantener un sitio web de primera. Aquí van los 7 Pasos para un Sitio Web Exitoso:

 1.- Descubrimiento – Entender lo que necesitas

Recuerda lo siguiente: tu sitio web no es para ti, es para tus clientes. Si, tu sitio web te representa a ti, y ciertamente puedes diseñarlo para que encaje con el espíritu de tu marca, pero la intención es que lo usen tus clientes, por lo que debes mantenerlos al frente de su propósito.

Antes de construir un sitio web para tus clientes, necesitas primero entenderlos y darle cuerpo a las razones por las cuales quieren usar tus productos o servicios. Crear perfiles que definan los grupos tu base de clientes – hasta el más mínimo detalle – te ayudará de gran manera a hacer que tu sitio web tenga el corazón sano y fuerte que necesita.

2.- Presupuesto – Piensa en inversión, no en gasto

 El asunto del presupuesto siempre es un problema. Un lado quiere pagar lo mínimo posible y el otro quiere cobrar tanto como pueda, así que obviamente, las cosas no siempre están parejas. Al final del día, sin embargo, pagar lo mínimo por tu sitio web no es el mejor camino. Esto tampoco quiere decir que debas ir y pagar lo más costoso, solo ten en mente que tan importante es lo que estás comprando – eso debería acercarte al monto correcto. No pienses en el costo de ahora, sino en la inversión a largo plazo.

 3.- Planificación – Crucial para el éxito

 Es posible que esto ya lo hayamos dicho, pero solo porque hagas un sitio web, no quiere decir que lo visitarán. Vamos a ponernos filosóficos: si haces un sitio web y nadie más que tú y tus empleados los ven, ¿realmente hiciste un sitio web? No vamos a debatir la respuesta, pero entiendes el punto: mientras construyes tu sitio web, también debes idear un plan para el cómo vas a usarlo, lo que significa pensar en que tipos de campañas digitales fluirán por él. ¿Vas a intentar generar todo el tráfico orgánico con SEO y contenido o te enfocarás en publicidad pagada? Si de antemano sabes lo que vas a hacer, podrás construir un sitio web más optimizado.

 4.- Diseño y Construcción

 Después de haber completado los primeros tres pasos, deberías tener un plan y un diseño casi listo para ser construido. Necesitarás opiniones creativas de gente que sabe como hacer que las cosas se vean bonitas, pero hasta este punto el proceso debería darte una idea clara. Si pareciera que no tienes mucho en cuanto a un plan, ¡Entonces debes repetir los pasos del 1 al 3 con un poco mas de gusto!

 5.- Probar y Depurar

 Cuando llega el momento del lanzamiento de un sitio web, muchas veces las pruebas para asegurarse de la calidad se quedan en el camino (usualmente porque el proyecto está retrasado). Pero si puedes usar un día extra, asegúrate de hacer pruebas básicas en tu sitio web. Entre los aspectos más importantes de probar y depurar tu sitio están asegurarte de la calidad y funcionalidad del diseño responsive, ortografía y gramática del contenido estático, revisar los vínculos, y en general usar el sitio hasta estar complacido de que tus visitantes tendrán una gran experiencia.

 6.- Actividades Pre y Post Lanzamiento

 En vez de lanzar tu sitio web y esperar a ver que sucede antes de decidir el próximo paso, ¿no sería mejor ya estar preparado? Para el momento en el que publiques tu sitio para que la gente lo use, ya debería estar totalmente optimizado para SEO y medios sociales, así como estar equipado para capturar información y llevar correctamente a los interesados por el camino de la conversión.

 7.- Analiza y Mejora

 Tu sitio web no es algo de lo que puedes olvidarte una vez que está activo. Desde que el sitio está en vivo, genera un océano de datos fácilmente accesibles. No tiene que ser una tarea diaria, pero cada mes deberías revisar los datos de tu sitio web para ver si hay áreas que frenen su desempeño. Por ejemplo, si tienes páginas con la intención de que los clientes la lean y tiene un tiempo-en-página extremadamente bajo, sabes que algo malo está pasando. Debes ajustar esa página hasta que veas que los números mejoren, o eliminarla por completo si no se puede lograr. Algunas veces, puedes sumar al restar, o haciendo pequeños cambios para mejorar. Si tienes dudas, recuerda que la iteración constante es siempre el camino hacia adelante.

Es momento de preguntarte ¿Tu sitio web es exitoso? Si la respuesta es no, entonces Contáctanos y con gusto te asesoramos.