Sin la confianza de tus lectores es imposible abrirse camino, gánala ahora con estos consejos

Varios estudios indican que los visitantes a sitios web leen el 20-25% del texto que existe en estas páginas. El uso de fórmulas o estructuras predeterminadas para manipular a los lectores y así obtener una respuesta deseada es algo poco recomendado, elemento que muchas marcas usan para lograr objetivos, y fallan incesantemente cuando en realidad los clientes necesitan lo siguiente que estás por leer.

Crea contenido a nivel personal

Habla como si te refirieras a una persona, esto llevará el mensaje a los individuos y no sonarás como una campaña de venta que categoriza las prioridades de un público entero. No se trata de lo que tienes para ofrecer, sino en lo que resulta relevante para alguien en específico. Cuando colocas tu idea en una escala más humana, haces mucho más fácil el trabajo de entendimiento para cada una de las personas a las que tu discurso va dirigido.

Sé directo

En otras palabras, deja las ultra-formalidades y los protocolos a un lado. Aunque tus clientes conozcan las terminologías más complejas, trata de usar un lenguaje que todos puedan comprender y asociar. Un vocabulario simple hace más fuerte los lazos de confianza entre los lectores y tu marca.

Ellos sentirán que tu prioridad es informarles a través de un léxico muy fácil de palpar. Es tu trabajo entender que cuando un cliente se confunde no es culpa de él/ella, sino tuya. La lectura fácil y directa hace tu argumento mucho más claro y creíble para las masas.

Demuestra que tu propuesta es factible

Para sonar más creíble en tu presencia web debes hacer referencia a las limitaciones naturales y obvias de tu producto. Usa ejemplos descriptivos en vez de aplicar tu opinión sobre el punto que quieres vender, tu meta debería ser la resolución de dudas y preguntas que el cliente ha estado haciéndose durante un gran periodo de tiempo.

El video testimonio es una gran herramienta para ganar confianza entre la audiencia.

Al sonar natural, específico y absolutamente informativo, el respaldo del cliente sólo estará a minutos del clic de compra o recomendación. Entendemos que existen muchísimas herramientas para lograr variados propósitos dentro del marketing digital, pero si no construimos la confianza en nuestros clientes potenciales, estaremos por vender productos al vacío, el lugar donde todo público evita estar.