Contenido Nativo, la nueva apuesta de las marcas

El pasado mes de febrero, Google nos sorprendió anunciando que su navegador (Chrome) tendrá disponible su propio AdBlocker. A contradicción de muchos y aunque suena irónico pensar que el gigante de internet no podía apostar contra sus productos de publicidad y Ads que generan tantos ingresos, esto abre la puerta para pensar nuevamente sobre qué es lo que estamos mostrando a los usuarios.

 

No es mentira que internet se ha vuelto la vitrina favorita de las marcas por su masividad en alcance, costos eficientes en comparación a medios tradicionales como TV e impresos, control de segmentaciones e incluso en control de toma de decisiones por ser de naturaleza de ejecución “en tiempo real”.

 

Por esta y muchas otras razones, el papel de pensamiento referente a contenido digital se vuelve cada vez más crítico. Las ventanas emergentes pasaron a un plano que más que atracción, generan irritación en los usuarios, y este mismo efecto está trasladándose a los anuncios tradicionales. Banners emergentes, interstitial, videos instream, e incluso prácticas como el remarketing dinámico han llevado a los usuarios a volverse expertos en el arte de ignorar.

 

Según cifras compartidas por Google, solo el 1.5 por ciento de los 100.000 sitios web que ha auditado no cumplió con los estándares de la Coalición, y de esos solo el 0.9 por ciento son excesivos en el uso de formatos irritantes.

 

Teniendo en cuenta que un usuario digital está en constante búsqueda de contenido bien sea entretenimiento, educativo, de investigación o por adquisición de productos, no es una novedad y por esto es de entender que ese mismo contenido no es generado por marcas si no por otros usuarios. A diferencia de otros medios en donde hay una productora especializada generar contenido (programas de tv, artículos de impresos, etc), en digital son los mismos usuarios que con páginas de opiniones, blogs e incluso redes sociales generan su propio contenido.

 

En este orden de ideas es el usuario quien también está vetando las marcas y las empuja a ser cada vez más “friendly”. Los anuncios en internet tienden a volverse más historias, a camuflarse con el contenido e incluso a contar sus historias de una forma diferente y disruptica.

 

Actualmente vemos marcas que generan contenido en tiempo real, como en eventos de super bowl, que generan contenido segmentado, le hablo a cada segmento específico mediante estrategias de hipersegmentación, personalizan los mensajes para ser más cercano como en mailing y generan blogs para aportarle más cada día a los usuarios.