Content Marketing: Rumbos y Excepcionalidad

La relación entre el marketing y el contenido ha tenido subidas y bajadas, lunas de miel y tropezones; lo que ha generado un montón de interpretaciones erróneas que no deberían repetirse. Aunque no lo creas, muchos mercadólogos se encuentran confundidos sobre como este tipo de dinámica puede ayudar a sus estrategias.

*Content Marketing: Es una técnica de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir y llamar la atención de un público objetivo bien definido, con la meta de motivarlos a ser futuros clientes.

Con ello en mente, veamos de cerca lo que ha ocurrido en el Marketing de Contenido, su estado actual y lo que debemos aprender de sus malos usos.

El Rumbo Incorrecto para el Content Marketing

Exceso y velocidad son dos palabras que no combinan dentro del marketing de contenido. Pero desafortunadamente, hace un año cuando vimos un boom en el manejo de contenido web, varias marcas estaban tomando este camino por la vía rápida.

Alrededor de 2012, el hype sobre marketing de contenido se convirtió en alto tan cegador que las marcas solo pensaban en ello. Inclusive los mercadólogos que poseían sólidas estrategias se vieron consumidos por la idea de: “mientras más rápido es el desarrollo de contenido mejor”.

Y esto es una malinterpretación de todo el proceso, ya que el contenido de baja calidad no cumple con las metas del marketing de contenido. Veámoslo de la siguiente manera, las personas pagan por lo que obtienen, si adquieres un televisor barato, no podrás quejarte cuando deje de funcionar a los tres años de haberlo comprado.

El marketing de contenido busca enganchar la atención del lector mientras le ofrece valor en forma de respuesta a una pregunta, o solución a sus problemas. Trabajos así requieren tiempo y energía, no $5 o un brief de una oración.

Nunca Habrá Suficiente Contenido Excepcional

El contenido no es una referencia a blog posts sobre negocios y otros materiales de marketing. Libros, películas, obras, eventos, videojuegos, shows de TV y revistas son otras formas de contenido que nuestras sociedades consumen en cantidades masivas. Y estos están viviendo un crecimiento, más no lo contrario.

Como sociedad nos encanta consumir contenido y por ello los creadores deben ser excepcionales, la idea es ganarse a la audiencia con trabajos de tan alto calibre que no haya posibilidad de que quepa en otro lugar sino al tope de las listas de búsqueda.

El incremento en las herramientas tecnológicas ha hecho que los lectores sean mucho más inteligentes y la tarea de crear contenido en algo retador. Pero no dejes que tus piezas sean simple relleno, si respondes a una solución, pregunta o inquietud, de formas interesantes e innovadoras, el potencial estará de tu lado.