backup

Los respaldos nunca sobran

En este mundo digital todos tenemos grandes cantidades de datos e información, y una buena parte de eso se refleja en archivos y documentos, algunos recibidos y recopilados, otros hechos por nuestras propias manos. Es difícil darle un valor monetario a la información que poseemos, pero en términos generales nuestro negocio depende en gran parte de lo que hemos desarrollado. Es por eso que tener respaldos es de vital importancia para todos, negocios grandes, pequeños, independientes y usuarios de todo tipo. Lo que muchos no saben es que respaldar la información va mucho más allá de solo tener copias en otra carpeta o en un disco externo.

Puede que hayan escuchado o leído la noticia sobre un hombre llamado Marco Marsala, quien por error en una línea de código borró toda la información de su compañía, junto a la de todos sus clientes. Y lo hizo de una manera tan espectacular que no podrá recuperar lo perdido.

En su caso, hubo una serie de elementos que llevaron a esa catástrofe, como ejecutar un código en sus servidores sin hacer pruebas y usar permisos elevados, pero uno de ellos brilla sobre los demás: respaldos.
No piensen que Marco no tenía respaldos. Si tenía y estaban bien actualizados. El problema es que los tenía conectados a su propia red y cuando su código se ejecutó, también borró esas unidades.
Entonces nos preguntamos, ¿cómo debo hacer respaldos de forma eficiente?

Hay varias opciones, todas con variaciones y se recomienda usar por lo menos dos formas distintas. Es importante no tener todos los huevos en una canasta, así que lo mejor es tener respaldos tanto en tu local como en otro lugar (offsite).

persona haciendo respaldo

Hacer respaldos manuales

Simplemente copia lo necesario en DVD, CD, Pendrive o disco externo. También puedes hacer esto si estás conectado en una red local. Sólo necesitas tener una carpeta compartida en otro equipo y usarla como una carpeta externa. Las ventajas de esto es que es muy fácil de hacer y todo va a estar ordenado en la misma estructura que el original. Las desventajas son que si necesitas hacer respaldo de forma regular vas a tener copias redundantes de los archivos, y en menor grado, CD, DVD y otros medios pueden fallar y dañarse sin previo aviso.
Otra versión de esta modalidad es utilizar un software para respaldos. Estas aplicaciones se encargan de realizar copias de forma regular y usando varios tipos de respaldo, donde se puede configurar que solo se respalde lo que ha sido modificado o agregado y no todo el contenido. Esto es un buen consejo, sobre todo si poseemos gran cantidad de datos.

Respaldar en la Nube (cloud)

Hay una buena variedad de servicios en la red que te ofrecen espacio para respaldar tus datos online. Tiene muchas ventajas, entre ellas está el poder acceder a tu información básicamente desde cualquier lugar, mantener historial de versiones y alto grado de seguridad y encriptación. Puedes probarlos de forma gratuita y obtener más espacio mediante planes. Google tiene Drive, Microsoft OneDrive, existe Dropbox y muchos otros. Actualmente no podemos imaginar nuestras vidas sin un servicio de respaldo en la nube.

Respaldo por parte de terceros

También se encuentran en el mercado servicios profesionales de respaldo que ofrecen distintos modos para cuidar la información y evitar la pérdida de datos. Utilizan distintas técnicas para asegurar que todo se encuentre protegido. Nunca está de más considerar estos servicios, sobre todo si tu negocio depende de un gran volumen de información, propia y de tus clientes.

Es difícil conocer a alguien que no haya pasado por una pérdida de datos en algún momento, pero lo importante es aprender de esto y no permitir que vuelva a suceder. Perder todas las fotos de un viaje familiar puede ser doloroso, pero tener que decirle a un cliente que su sitio web nuevo desapareció por completo ya son palabras mayores. Si no nos creen, pregúntenle a Marco…

Sudo-RM

Realmente Marco Marsala no cometió este error garrafal sino que fue parte de una campaña que quiso viralizar pero eso no le quita la importancia que tiene mantener tu información a resguardo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario