Paciencia y comprensión del tiempo, otro gran secreto para triunfar en el marketing de hoy.

En el panorama actual, son muchas las campañas de marketing que fallan en algo común: la cantidad de tiempo que les toma implementar estrategias y conseguir resultados. Entendemos que esta es una industria compleja y muy ruda, especialmente en nuestro creciente mundo digital, por lo que nos toca comprender que no es fácil y en ocasiones imposible obtener los frutos tan rápido como las partes interesadas (accionistas, ejecutivos, gerentes, directivos) lo deseen.

He aquí unos cuantos argumentos que reunimos para explicar por qué el tiempo no puede ser un enemigo en nuestra labor y por qué debemos hacer uso de una herramienta muy valiosa, llamada paciencia.

Tan necesario como el agua

Muchos mercadólogos sienten que el tiempo es un rival, resultado de presiones externas que obligan a realizar el trabajo lo más rápido posible. Nadie entiende el marketing de mejor manera que aquellos que lo examinan día a día, tratamos de cumplir con nuestras funciones y eso incluye consumir contenido por horas, sólo para mantenernos al tanto de lo que pasa en nuestra industria. Queremos que las cosas sucedan de inmediato pero no siempre es posible ya que más que una métrica, el tiempo es un requisito indispensable.

No tiene reemplazo

El hecho de que el tiempo sea un componente apegado a muchas estrategias digitales, hace que la paciencia sea una parte integral en la consecución del éxito. En estas instancias el tiempo tendría que ser tu aliado, debido a que constantemente trabajamos durante semanas, para luego esperar y evaluar resultados por meses.

Tratemos de observar el marketing como una siembra, los agricultores plantan las semillas y las protegen con suficiente agua, pero más allá de ello, esperan a que los días pasen antes de obtener el fruto, ya que no existe un botón o substituto del tiempo.

Una curiosa obsesión

La falta de paciencia en nuestra sociedad, inclusive en el mundo de los negocios es una evidente prueba de nuestra creciente adicción por la gratificación instantánea.

El marketing no es inmediato, en muchos casos es una pequeña llama que luego se convierte en una enorme fogata. Es momento de que elimines las expectativas falsas de tu entorno y veas el contexto de un modo más natural, así tendrás muchas más oportunidades para generar resultados positivos.

A pesar de que le hemos otorgado definiciones exactas y universales, cada uno de nosotros percibe el día, el mes o el año de formas muy distintas. En los negocios el tiempo vale dinero, pero no se puede hacer el trabajo de otra manera, la paciencia es absolutamente necesaria. El tiempo es lo único que te separa del éxito, y será oportuno que comiences a verlo con distintos ojos.