Frase

Planear o no planear

Sería justo decir que planear es la mejor forma de lograr algo, tener éxito? Pues no lo sé, a veces pienso que en la faena de planear nos perdemos el ahora, este momento que no va volver a ocurrir, que por más que queramos recrearlo no sería igual porque simplemente ya  ese momento que es único…paso.
 Dicen que los extremos tampoco son buenos, dejar de planear? No sé ya que esta manera de pensar en nuestro entorno a donde podría llevarnos? Decidir solo esperar que las cosas pasen?… saben que, eso tampoco me hace mucho sentido.
En el ámbito de mercadeo y negocios es importante planear y definir los objetivos que deseamos lograr, sin embargo como todo en la vida debemos también estar presentes en los detalles del día a día, de nuestro entorno, colaboradores, tendencias y de los usuarios de nuestros productos.
Entre el pasado, presente y el futuro nos toca a cada uno concentrar nuestros esfuerzos en estar cada vez más presentes, eso si  recordando de donde venimos pero no siendo presos de ese pasado, y porque no? mirar con  el rabo del ojo el futuro.
Entre tanto planear, el análisis puede quedar en parálisis,  piensa  que cuando sabes que  algo es correcto puedes sentirlo… no hay que dar tantas vueltas, cierto!… podría estar equivocada pero el que no se tira al agua no aprende a nadar.
Deja espacios durante el día para no planear y allí pueden surgir esas grandes ideas de esos espacios en blanco, de estar presente.
Acá les dejo 5 recomendaciones para estar presente y ojo también para planear:
1-Respira: presta atención a como esta tu respiración, como se siente tu cuerpo y así podrás notar como estas ese día, estar atentos a la respiración nos ayuda a estar presentes.
2- Observa: realmente presta atención a los sonidos, a la brisa, a la gente, a la naturaleza. Inténtalo por 1 minuto nada más y podrás darte cuenta de muchas cosas que por no estar presente no notabas.
3- Limita tu lista de pendientes al menos un día a la semana: Hay que empezar por algo, deja que por un día a la semana  de lado tu listado de tareas o de quehaceres.
4- Planea sin planear: Dedica una parte de tu día a planificar y organizar, pero también deja parte de tu tiempo a fluir con lo que vaya ocurriendo, podrías sorprenderte hacia donde te lleva el día.
5- Cambia la rutina: bañarte con los ojos cerrados, caminar en cámara lenta, tomar rutas distintas favorecen a los sentidos y a estar más presente.
Estar presente, No es tarea fácil es algo de todos los días, inténtatelo un minuto al día podría hacer la diferencia. Recuerda el ayer ya pasó, el futuro no sabemos cuando va llegar, lo que nos queda por vivir es el ahora.
Por: Kathia De La Rosa Kuruklis