¿Qué es un buen grado de conversión?

¿Qué es el porcentaje de conversión y cómo calcularlo?

Nuestro mundo avanza a pasos agigantados hacia el mundo digital (por no decir que nuestro mundo gira entorno a éste). Varias marcas han incursionado a este ambiente con el propósito de generar nuevos prospectos. Para eso mueven sus piezas de forma estratégica con el fin de generar un rango de conversiones inmensamente grande y así posicionar su autoridad de marca en la red.

Pero antes de avanzar más, ¿sabes qué son las conversiones? Si desconoces este término, entonces continua leyendo. En palabras sencillas, una conversión en la red se produce cuando un usuario hace clic en su anuncio y realiza una acción que ha definido como valiosa para su empresa, como, por ejemplo, realizar una compra online, llamar a su negocio desde un teléfono móvil o llenar un formulario.

Esto a la vez te sirve para entender el valor que los anuncios online proporcionan a tu empresa. Y también puedes dar seguimiento a esos clientes que, de alguna u otra forma, hicieron clic en tu anuncio; y si lo haces bien podrías aparecerles hasta en el café usando remarketing.

Ahora bien, si ya entendemos estos términos y crees estar listo para la acción, ten cuidado y no te vayas a caer. Para poder correr, primero hay que aprender a caminar, cierto? Si ya conocías el término y consideras que tienes un buen porcentaje de conversión, no debes relajarte, recuerda siempre el trabajo duro te traerá más recompensas. Así que, ¡no te descuides!

Para que puedas establecer una excelente estrategia, siempre debes definir cuál será tu objetivo o conversión.

La próxima vez que escuches a alguien hablando del porcentaje de conversión se refiere a la cantidad media de conversiones por cada clic que recibe un anuncio, expresada como porcentaje. Sabemos que al principio puede ser confuso, por eso aprende a calcularlo:

Divide el número de conversiones entre el número total de clics hechos en un anuncio de los que se puede realizar un seguimiento hasta llegar a una conversión durante el mismo periodo. En español: si obtuviste 50 conversiones de 1 000 clics, su porcentaje de conversiones sería un 5%, ya que 50 ÷ 1.000 = 5%.

Además, toma en cuenta que si realizas un seguimiento de más de una acción de conversión o si contabilizas “todas” las conversiones, tu porcentaje de conversiones podría superar el 100% porque se puede contabilizar más de una conversión por cada clic. Utiliza también el seguimiento de conversiones de Google Analytics para medir los porcentajes de conversiones y utilizarlos como referencia para tomar decisiones publicitarias.

El promedio de grado de conversión de una empresa que vende diamantes contra un sitio que vende cosas de un dólar dependerá mucho de las estrategias que se emplean. Incluso si uno compara sitios de la misma industria, no va a ser el mismo promedio. Cada sitio va a tener un diferente tráfico, diferente volumen, diferentes percepciones y hasta diferente relación con la audiencia.

Así que pon atención al movimiento en tu red y verás que será sencillo tomar ventajas sobre tu competencia. Además, si quieres ir mejor preparado, haz click en el botón de abajo para recibir una asesoría de parte de nosotros.